lunes, 7 de junio de 2010

Cerradura mal hecha.

Dejé las piernas abiertas sin pensar que también había dejado abierto el corazón.

3 comentarios:

  1. corazon...corazonada, corazoNADA, siguiendo la linea... Las piernas, tu dices?

    ResponderEliminar
  2. mmm, para mi que fué el modus operandi lo que te cautivó!

    ResponderEliminar